Buscar

Evelyn Salgado Pineda y el entramado de la narcopolítica en Guerrero

  • El Toro; El Chicol, El Suegro y el Obispo, todos, ante la sombra del crimen organizado

Zona Conurbada

Autor – Víctor Hugo Wilde

16 de junio de 2021

El Chicol

Era un día soleado de marzo, Alejandro N, quien por su aspecto delgado y alto le decían “El Chicol” caminaba con su amigo José Roberto Pedraza Molina, mejor conocido como “El Jiuvy”. Habían pasado horas jugando futbol en la cancha de la colonia Guerrero 200, en Chilpancingo.


Eran adolescentes, llevaban amistad desde niños. Alejandro vivía a pocos metros de la casa de Roberto, siempre se acompañaban, pero ese día, al atravesar las calles de la colonia, algo se sentía distinto.


De pronto se escuchó un motor, luego el ruido de unas portezuelas de un auto de lujo. Unos hombres de aspecto sospechoso se bajaron de aquel BMW negro y acercaron en tono amable a El Jiuvy. Cuando El Chicol observó la acción, recibió de la mirada de Roberto la instrucción de seguir su camino. Se alejó del lugar.


El tiempo ha pasado. Actualmente El Chicol ya no está delgado, ahora está marcado por el gimnasio e hizo amistad con Félix Salgado Macedonio. Hoy pasa los días en su casa, herido, tras la golpiza que recibió el pasado 11 de junio.


Según informes policiales hombres armados "levantaron" en su domicilio a Alejandro N 'El Chicol', cuando fungía como coordinador de Eventos en el equipo de campaña de Evelyn Salgado Pineda, virtual gobernadora del estado de Guerrero.

Exactamente tres meses antes, el 11 de marzo de este año, El Jiuvy, el amigo de Alejandro N, fue asesinado a balazos en el estacionamiento de un centro comercial en la capital de Guerrero.


José Roberto Pedraza fue señalado como uno de los líderes del grupo criminal “Los Rojos”, quien había salido de prisión meses atrás. El Jiuvy fue detenido en noviembre de 2012, acusado de narcotráfico y homicidio. Estuvo preso por más de ocho años.

El Toro

¿A quién se le ocurre pensar que Salgado Macedonio es un candidato idóneo?, preguntó la periodista Anabel Hernández en una mesa de análisis junto a más comunicadores. La investigadora sostuvo que Félix Salgado no tenía el perfil para resolver los retos del estado de Guerrero.



En una entrevista para MVS Noticias, la autora de libros sobre crimen, narco y política reveló que, durante la administración de Salgado Macedonio como alcalde de Acapulco, se duplicaron los homicidios; el municipio fue el principal escondite del Cártel de los Beltrán Leyva y, de paso, se convirtió en el puerto para el arribo de cocaína proveniente de Colombia; en resumen. Un completo desastre.

“Acapulco se volvió madriguera de narcos con Félix”, remató. El exalcalde de Acapulco es el padre de Evelyn, la futura gobernadora del estado.


El suegro

La virtual gobernadora de Guerrero está casada con Alfredo Alonso Bustamante, hijo del empresario Joaquín Alonso Piedra, detenido en julio de 2016, por ser operador del Cártel de los Beltrán Leyva, de acuerdo con la revista Proceso.



La revista documentó que, en una operación federal, capturaron al "empresario porteño Joaquín Alonso Piedra, acusado por el gobierno federal de ser operador financiero del Cártel de los Beltrán Leyva en Acapulco”.

Según Proceso “Alonso Bustamante es un militante distinguido del PRI en Guerrero; fue un promotor activo del voto en la campaña del gobernador Héctor Astudillo Flores, donde su padre, el presunto lavador de activos de los Beltrán Leyva ha sido señalado, públicamente, de ser uno de los principales financiadores, así como de otros políticos priistas y perredistas.


Documentos del Poder Judicial de la Federación (PJF) indican que el hijo del presunto operador del narco en Acapulco, Joaquín Alonso Bustamante, interpuso dos amparos ante el Juzgado Tercero de Distrito del Vigésimo Primer Circuito con sede en el puerto para proteger a su hermano, Iván David Alonso Bustamante y a su padre Joaquín Alonso Piedra”.



El Obispo:

Hoy, el Obispo responsable de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, pide a Evelyn Salgado dialogar con los grupos criminales.


El jerarca le advierte que con el cambio de gobierno puede generarse un aumento de la violencia, por ello Rangel Mendoza le aconseja a la gobernadora electa, dialogar con los líderes de las organizaciones delictivas.


“Con la llegada de un nuevo gobierno hay riesgo de que haya un reacomodo entre los grupos criminales que detonaría a la vez enfrentamientos por el control del territorio en varias zonas del estado”, declaró a la agencia API.


Veremos si la Torita sigue la recomendación del clérigo. Por cierto, cuando Evelyn Salgado estuvo en campaña le prometió al Obispo restablecerle la Subsecretaría de Asuntos Religiosos.
769 vistas

Entradas relacionadas

Ver todo