Buscar

Balance mensual (1)

¿Alguien ha visto a Vicente I. Suastegui Muñoz?


Foto: Twitter

Autor: Héctor Manel Popoca Boone

4 de diciembre de 2021- En mi calidad de Gobernador Moral de Guerrero, me propongo a partir de esta fecha y en forma mensual, realizar un sucinto balance del comportamiento del gobierno estatal encabezado por Evelyn Salgado Pineda. Con un espíritu de apoyo-crítico, que le permita a ella y a la ciudadanía en general, formar sus propios juicios, acerca de lo bien o mal de la forma en que estamos sorteando la actual crisis económica y social; detonada estructuralmente por los errores acumulados de antaño y culminantemente agravados por la pandemia. Ejerzo así, mi derecho a pugnar por tener un buen gobierno, con buenos gobernantes, para beneficio de todos los gobernados.

En el tema de los aciertos, es de resaltar el fuerte respaldo que, hasta ahora, el Presidente de la República, López Obrador (AMLO), le ha expresado para que realice una buena gestión gubernamental. La rapidez del traslado de las principales oficinas ejecutivas de la Secretaría de Salud (federal) a su nueva sede en Acapulco, ayudará en mucho a superar los vicios, carencias y corrupciones anidados en nuestro sistema estatal de salud pública.


La visita del presidente AMLO, con la mayoría de su gabinete presidencial, fue señal de la especial atención que le merece Guerrero. De esa reunión, se derivó el programa de construcción de caminos rurales (intensivos de mano de obra para la generación masiva de empleos) en la región de la Montaña. Asignando los recursos federales directamente a los ayuntamientos y pueblos indígenas, para su adecuada y honesta aplicación, tomando como ejemplo lo que se hace en Oaxaca, donde han erradicado un corrupto “contratismo”, que hacía caminos rurales de mala calidad y de alto costo.

Otro acierto de la gobernadora es haber iniciado su gobierno con una necesaria austeridad; pregonándola con el ejemplo personal y adoptándola como estilo de gobierno; acorde a las difíciles circunstancias presupuestales con las que recibió las riendas gubernamentales de manos de su malogrado antecesor. Ha sorteado bien, hasta ahora, dichas precariedades en el erario público, no obstante que ha tenido que acudir a préstamos bancarios quirografarios de corto plazo, onerosos por el alto monto y por fuera de lo que marca la ley estatal de disciplina financiera.