Buscar

Balance del mes de septiembre (primera parte)


Autor: Héctor Manuel Popoca Boone

1 de octubre de 2022 - 1.- Como Gobernador Moral de Guerrero me solidarizo con la lucha heroica que han dado los padres afectados por la desaparición forzada de sus hijos: 43 jóvenes normalistas de Ayotzinapa, desde hace ocho años. No cejaremos, como parte de una sociedad agraviada, de pugnar porque se conozca toda la verdad y se otorgue toda la justicia a las familias victimadas, para el bien de Guerrero y de la nación entera. Es de reconocerse el desempeño del subsecretario federal de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, del Grupo de Expertos Independientes Internacionales y de la tenacidad valerosa del abogado de la causa, Vidulfo Rosales, por los avances obtenidos en la investigación integral y veraz de los hechos, que no ha estado exenta de obstáculos, resistencias y ocultamientos institucionales.


Con el Informe rendido por la Comisión oficial, establecida exprofeso, adquiere mayor peso específico la presunción de que el ex presidente, Enrique Peña Nieto, sabía los detalles de ese delito de lesa humanidad, desde finales de septiembre del 2014. Repudio social, suscita su maldita respuesta de: “ya supérenlo”, dada a los padres de los jóvenes normalistas, dos meses después de la tragedia. Debe tenerse en consideración la buena actuación del ex procurador de justicia en Guerrero, Iñaki Blanco Cabrera, durante los trágicos sucesos acaecidos en Iguala, al salvaguardar la vida de alrededor de 68 jóvenes normalistas de Ayotzinapa. Yo puedo abonar que antes, cuando él era Subsecretario de Asuntos Jurídicos del gobierno estatal, trabajamos en forma pulcra, coordinada y eficaz en agilizar el cumplimiento de la sentencia emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos contra el Estado mexicano, en el caso de la violación sexual de dos mujeres indígenas, por parte de malos elementos del Ejército, en el municipio de Ayutla en marzo del 2002.


2.- Este mes que fenece fue el de la pretendida legalización, en formato constitucional, de la militarización de facto que afecta al país. Eso daría paso franco a la posibilidad de que el poder sobre la nación pueda surgir del fusil-ametrallador. Uno sabe cuándo las fuerzas armadas salen de sus cuarteles, pero nadie sabe cuándo regresaran. Derrotada en el Senado la pretensión presidencial -respaldaba por el partido MORENA-, queda en pausa la disyuntiva, impuesta por la real abdicación del actual gobierno federal de sus deberes en materia de seguridad pública y otros menesteres de carácter civil.

10 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo